Trucos para que suba bien el hojaldre

trucos para que suba bien el hojaldre

Si tienes una espinita clavada por intentos anteriores y te encuentras buscando los mejores trucos para que suba bien el hojaldre hemos recopilado los que consideramos más interesantes para ayudarte a conseguirlo.

Croissants, empanadillas, milhojas, empanadas, palmeras, saladitos, dulces … Una gran cantidad de delicias gastronómicas se sirven del hojaldre para hacernos la boca agua solo de pensar en ellas. Vamos a ver cómo conseguir que suba bien y nos encante hornear hojaldre, que a veces puede desesperar.

¿Por qué sube el hojaldre?

La masa de hojaldre sube porque se crean contrastes entre las capas de su interior al hornearlo, causado por la diferencia entre la humedad de la masa y la humedad de la mantequilla que se utiliza. Esas capas de grasa que hay entre capas, al hornearse juntas, es lo que nos permite disfrutar del adorado hojaldre.

Por si también te interesa igual te gustan estos trucos para que no se bajen las pepitas de chocolate en el bizcocho

Hojaldre comprado o hacerlo casero, ¿qué es mejor?

Habrás escuchado aquello de “a fuego lento todo sabe mejor”. Desde aquí no podemos hacer otra cosa que recomendar la comida casera, ya que nos dedicamos a catering para empresas en Madrid y nos encanta la cocina artesanal.

Así que nuestra recomendación es que si tienes tiempo lo hagas casero. Si vas con la hora apurada existen opciones para hacer croissants o cualquier plato que quieras con hojaldre comprado.

Como añadido extra, te animamos a que pruebes a hacer tu propia masa de hojaldre casero. Seguro que disfrutas en el proceso, y más aun cuando toque hincarle el diente.

Si eres algo impaciente igual quieres ir al grano y conocer por fin los trucos para que suba bien el hojaldre. Vamos a mejorar la consistencia de tu masa. ¡Empezamos!

Trucos comunes a todos los hojaldres

Los siguientes trucos para que suba bien el hojaldre son válidos para todo tipo de masas. Tanto si la has comprado como si la haces con tus propias manos.

La masa fría

Siempre mencionamos cocinar con productos a temperatura ambiente, sobre todo si vamos a hacer repostería. Sin embargo, la vida es tan variopinta que nos ofrece excepciones como esta, para que no nos aburramos.

Si vas a cocinar hojaldre y quieres que suba uniformemente el ideal es que la masa pase directamente desde tu nevera al horno. No dejes que pierda el frio.

Si usas hojaldre comprado no lo saques antes de tiempo mientras preparas el relleno. Mantenlo en la nevera lo máximo posible.

Si has cocinado tu propio hojaldre refrigéralo antes de darle los retoques finales. Notarás la diferencia al hornearlo.

Si eres de esas personas organizadas que tienen el congelador preparado para cualquier imprevisto, visita o evento deja que la masa se descongele en la nevera, no la dejes descongelar a temperatura ambiente.

No pongas peso encima del hojaldre si quieres que suba

Lo dicho, si le metemos demasiados ingredientes encima cuando lo metemos a hornear es posible que limitemos su crecimiento. Uno de los trucos para que suba bien el hojaldre más sencillo es liberar la superficie, medir muy bien qué le echamos encima y procurar que no pese demasiado.

Si marcas o cortas, con cuchillos bien afilados

Los cuchillos bien afilados son un gran aliado en la cocina. En este caso es la mejor opción si vas a marcar tu hojaldre o quieres cortar porciones para tu receta favorita. Evita cuchillos sin filo o incluso el corta pizzas. ¿Por qué? Lo explicamos ahora mismo, un poquito más abajo.

Como extra nunca cortes la masa como si utilizaras una sierra. Debes cortar con la punta del cuchillo y evitar el arrastre. Deja caer la hoja del cuchillo en línea recta desde la punta hacia donde quieras cortar. Si cortas a lo bruto los bordes al hornear terminan pegándose entre sí.

Cuida siempre los bordes para que suba bien el hojaldre

Si dejamos unos bordes desiguales, apelmazados o demasiado presionados nos encontraremos con dificultades para lograr que nuestro hojaldre suba, sea casero o comprado. Porque la masa no tendrá espacio suficiente para permitir que crezcan desde dentro sus capas.

Insistimos, antes de hornear la masa siempre fría

Cuando lo tengas todo listo antes de empezar a hornear nada mete tu masa a refrigerar. Es un paso clave. Tal vez sea uno de los más importantes de entre todos los trucos para que suba bien el hojaldre.

Cuando esté bien fría (de nevera) la metes directamente al horno (previamente precalentado). Al cambiar bruscamente de temperatura se produce ese maravilloso fenómeno que hace subir el hojaldre, y dejarlo crujiente, claro.

Precalienta bien el horno

Las temperaturas son otra parte fundamental para conseguir que suba nuestro hojaldre. Si no mantenemos una temperatura constante a la hora de hornear no conseguiremos cumplir nuestros objetivos.

La temperatura recomendada

Cada horno es una aventura y tiene su truquito. Pero seguro que para encontrar la temperatura correcta no nos supondrá mucha complicación. Debemos hornear a 220 grados nuestro hojaldre. Si nos pasamos de esta temperatura sube más de lo que esperamos y nos romperá. Si horneamos por debajo no crecerá como debe.

Aguanta, no abras la puerta del horno

Si lo haces olvídate de conseguir que suba bien el hojaldre. Porque se desbarajustan las temperaturas y ya no tendremos el resultado que queríamos. Ten paciencia y obtendrás tu recompensa.

No pinches la masa si quieres que suba

Seguro que habrás leído que hay que pinchar la masa con un tenedor para cerrar los bordes si haces empanadillas o incluso para que se quede un hueco enorme en el interior y puedas luego rellenarlo con chocolate, cremas o lo que más te guste.

Pues si el objetivo es, en este caso, que suba bien el hojaldre debemos evitar pinchar la masa en exceso. Salvo si estamos cocinando una empanada bien gordita. En ese caso si pinchamos la masa se cocinará mejor tanto por dentro como por fuera al permitir la entrada de calor.

Cuidado si rellenas con líquidos

Si vas a rellenar tus creaciones hojaldradas con ingredientes líquidos ten mucho cuidado porque la humedad puede afectar al crecimiento del hojaldre. En este caso se recomienda que escurras lo máximo posible el líquido que pueda tener el relleno e introducirlo cuando esté lo más seco posible.

Otra opción más elaborada podría ser hornear tu hojaldre sin relleno, prepararlo aparte y cuando saques tu hojaldre y esté listo lo rellenas con cuidado, habiendo dejado previamente el hueco para tu relleno, con un tenedor pinchando en las zonas que te interesen o bien dándole la forma al hojaldre para crear una cavidad. ¡El límite creativo lo pones tú!

No te pases con el relleno

Igual que en el caso anterior. Si le metes demasiado relleno podría afectar al crecimiento del hojaldre y limitar su subida. Lo mejor es ser comedidos y repartir el relleno de forma homogénea por toda la masa.

Trucos para hojaldre comprado

Si vas contra reloj y quieres ahorrarte algunos pasos igual alguno de estos trucos te sirva, sobre todo si usas hojaldre comprado.

No se debe estirar el hojaldre comprado

Vivimos en la era de los procesados. Si compras algo listo para su uso no necesitas manipularlo en exceso. Viene listo para que apliques tus rellenos favoritos y directo al horno.

Si estiras las masas de hojaldre comprado pueden perder propiedades y no dar el resultado que esperabas.

Recuerda, evita la tentación de usar el rodillo si utilizas hojaldre comprado. Queda muy chulo, pero no es necesario. Y si tienes muchas ganas de amasar con el rodillo siempre puedes hacer tu propio hojaldre casero. ¡Anímate!

Trucos para que suba bien el hojaldre casero

Si tienes tiempo, disfrutas con la cocina y te encanta el hojaldre casero entonces estos trucos seguro que te resultan útiles.

Utiliza una harina adecuada

No sirve cualquier harina para hacer hojaldre casero. La que se conoce como harina de fuerza no es recomendable por su dureza a la hora de manipularla y ocurre lo mismo con su contraria, la masa floja. La ideal es la conocida como harina triple cero (o 000).

Importante: Ten presente que este tipo de harina triple cero es una harina fuerte con alto contenido en gluten. Si lo necesitas busca una harina libre de gluten.

Se suele recomendar la harina triple cero por su facilidad de manipulación, pero puedes usar perfectamente otra harina que te guste más o bien te aporte los ingredientes que te interesen por salud o gustos.

Al final como siempre, prueba y quédate con lo que te funcione mejor. No hay nada más satisfactorio que descubrir nuevas formas de hacer las cosas.

trucos para que suba bien el hojaldre comprado

Si haces hojaldre casero, ingredientes fríos a misma temperatura

Igual que el truco de la masa fría pero aplicado a otros ingredientes. Si vas a cocinar tu propia masa de hojaldre procura que la mantequilla que uses y la masa estén frías y además a la misma temperatura aproximada. Lo mismo si añades otros ingredientes.

Si pones por ejemplo mantequilla en el interior del hojaldre y se derrite puede evitar que la masa crezca como debe.

Recuerda rectificar la temperatura de la masa cada vez que la manipules. Si ves que ha calentado un poco métela de nuevo a refrigerar. Recuerda, siempre fría.

Estirar la masa del centro suavemente hacia fuera

No abuses a la hora de amasar y estirar tu masa de hojaldre casero. Si te excedes y queda demasiado fina puede no dar espacio suficiente a que suba cuando la hornees. Procura que el estirado termine un poco antes de llegar a los bordes.

Evita presionar en exceso al amasar

Si utilizas un rodillo, o una botella, ten cuidado al ejercer presión sobre la masa de hojaldre. Aplica una presión homogénea y suave con el objetivo de que toda la masa mantenga más o menos el mismo grosor.

En el caso de pasarnos ejerciendo presión comprimimos las capas de hojaldre evitando que suba bien en el momento de meterlo al horno.

Procura que el grosor no llegue a 1 centímetro

Esto puede resultar un poco complejo ya que no vamos a estar midiendo constantemente toda la superficie de la masa. Pero si podemos aunque sea a ojo intentar que el groso de nuestro hojaldre casero no sea demasiado gordo, que aproximadamente toda la superficie sea igual es suficiente.

Desde un punto de vista más purista se recomienda entre 0,6cm y 0,8cm ya que superando los 0,8 no quedará lo crujiente que debería y por debajo de los 0,6 no crecerá lo suficiente.

¿Conoces algún truco que no hemos mencionado?

Si quieres compartir con nosotros tus experiencias y opiniones a la hora de cocinar hojaldre nos encantará leerte. Cuéntale al mundo un poco más abajo, en los comentarios, cuáles son tus trucos para que suba bien el hojaldre. ¡Que no se escape ninguno!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto Directo

Llámanos o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. Nos esforzamos por responder a todas las consultas dentro de las 24 horas de los días hábiles.








    Responsable: Cocinando Recuerdos. Finalidad: Responder a tu consulta. Legitimación: Al marcar la casilla indicas aceptar la Política de Privacidad y estar de acuerdo con el uso de tus datos. Destinatarios: Tus datos no serán cedidos ni vendidos. Serán protegidos. Derechos: Puedes acceder, rectificar, oponerte o suprimir tus datos en cualquier momento.