Trucos para que no se bajen las pepitas de chocolate en el bizcocho

trucos para que no se bajen las pepitas de chocolate en el bizcocho

El otro día comentábamos en una reunión con amigos la rabia que da cuando haces un bizcocho con pepitas de chocolate y terminan todas al fondo. Gracias a esa conversación y las ideas y astucias que aparecieron hoy te traemos trucos para que no se bajen las pepitas de chocolate en el bizcocho.

Mantén los ojos bien abiertos y lee enterito ese post porque seguro que descubres alguna idea que te va a salvar más de un bizcocho. ¡Empezamos!

¡Cuida la temperatura de los ingredientes!

Si eres habitual de nuestro blog ya habrás leído que siempre mencionamos cocinar repostería habiendo dejado los ingredientes reposar al menos media hora a temperatura ambiente. Esto es porque si utilizas ingredientes a diferentes temperaturas las cosas pueden salir mal, con la consecuente rabia que aparece en esos casos.

De hecho, si nos ponemos tiquismiquis con la temperatura el ideal es de 20 grados, pero vamos que tampoco pasa nada si tu cocina tiene temperatura ambiente de 18 o 22. No es el fin del mundo. Lo importante es que todos los ingredientes compartan, aproximadamente, la misma temperatura. Sin contrastes demasiado bruscos.

Si cuidas este punto verás como es más fácil unificar las pepitas de chocolate y conseguir que no terminen en el fondo del molde.

Precalienta el horno a la temperatura correcta

Seguro que al leer esta recomendación has pensado que es la más obvia de entre todos los trucos para que no se bajen las pepitas de chocolate en el bizcocho. Pues te diremos que es sorprendente la de veces que no se hace bien este punto y se arruina un buen bizcocho.

¿Por qué ocurre esto? Porque muchas veces, paladares impacientes, abrimos la puerta del horno para ver cómo va nuestro bizcocho y sus pepitas. Incluso por el miedo de que las pepitas de chocolate acaben en el fondo abrimos para ver claramente que todo vaya bien. Craso error.

Recuerda que hablamos de temperaturas. Si abres el horno antes de los primeros 15 minutos de horneado podrías romper el proceso de unificación entre la masa y las pepitas. Mejor esperar pacientemente y confiar, ¡todo saldrá bien!

Verter la masa de tu bizcocho con cariño

No es lo mismo dejar caer suavemente la masa que hemos preparado con sus pepitas ya “flotando” que volcar a lo bestia toda la masa sobre nuestro molde o recipiente de horneado. Si vuelcas con fuerza lo más probable es que todas las pepitas de chocolate se marchen sin dudar al fondo del molde.

Nuestra recomendación es siempre cocinar con cariño. Si viertes con suavidad una primera capa de masa, luego rellenas esa capa con pepitas enharinadas listas para agarrarse. La dejas unos segundos, y echas otra capa, verás que resultado más bueno.

Cómo enharinar pepitas de chocolate

Puede sonar difícil, porque el chocolate se derrite. Pero ya verás lo fácil que te resulta.

  1. En un cuenco o bol con harina mete todas las pepitas de chocolate, poco a poco, recuerda, con cariño.
  2. Déjalas caer sobre un colador o tu tamizador favorito con suavidad.
  3. Desliza adelante y atrás para quitar el exceso de harina de cada pepita de chocolate.
  4. Listo, ya las tienes pepitas de chocolate enharinadas para añadir a la masa.

No uses masas de mala calidad

Como suele ocurrir en la cocina. Ingredientes frescos comidas exquisitas. En la repostería igual, si usamos una masa floja no conseguiremos que nuestro bizcocho prospere. Sobre todo si lleva pepitas. Por algo estás buscando trucos para que no se bajen las pepitas de chocolate en el bizcocho.

Necesitarás una masa buena, pero lo más importante, que sea lo suficientemente densa. Esa es la clave. Igual usas una masa que no tiene la densidad necesaria y hagas lo que hagas las pepitas se van al fondo del molde. En ese caso prueba con una masa mejor.

Para saber si una masa es apropiada te recomendamos siempre que puedas utilizar harina de repostería o si tiene predilección por alguna masa más clásica que hagas pruebas con pequeñas cantidades. Así encontrarás tu masa perfecta.

Ten en cuenta que cada cocina es diferente, cada horno tiene su truquito y necesitarás hacer alguna que otra prueba hasta dar con la densidad perfecta. Ojalá todos los males fuesen hacer bizcochos y comernos el chocolateado experimento.

Mantequilla o aceite para que las pepitas no se hundan

Siempre mantequilla, porque liga mejor y mantendrá las pepitas en su sitio de forma más eficaz. Si usas por ejemplo aceite de oliva o de girasol la masa será más liquida y las pepitas flotarán en una misma dirección, al fondo del molde.

De hecho, esto es aplicable a otros elementos sólidos que introduzcas en un bizcocho si lleva aceite. ¿Te ha pasado? ¿Has metido nueces, fruta o almendras en un bizcocho hecho con aceite? Seguramente todos los sólidos han ido cayendo hacia el fondo. Cuéntanos tu experiencia, nos encanta leer aventuras reposteras.

Evitar que las pepitas de chocolate se derritan

Si esto no te ha pasado todavía es que no has horneado suficientes cupcakes, muffins, magdalenas o bizcochos con pepitas de chocolate.

¿Sabías que ya has leído la solución a esto? ¡Exacto! En el punto donde te recomendamos enharinar las pepitas de chocolate. Haciendo esto mismo es como solucionarás el problema de que se derritan.

trucos para que no se bajen las pepitas de chocolate en el muffin

Aprovechar el poder la gravedad

De todos los trucos para que no se bajen las pepitas de chocolate en el bizcocho este es uno de los más aventureros. Puede que salga bien, pero dependerá de lo líquida que sea la masa.

Vamos a verlo. Hay quien rellena el molde con 3 cuartas partes de la masa, sin pepitas, luego vuelca las pepitas de chocolate y encima el resto de la masa. Esperamos unos minutos y al horno.

La teoría es que las pepitas en esos minutos que hemos esperado caerán lentamente repartiéndose por la masa. Aunque muy probablemente esto solo funcione si la masa es lo suficientemente densa.

Si lo que estás cocinando son pepitas de chocolate con un poco de bizcocho, es decir, que tienes cantidades ingentes de pepitas de chocolate, entonces igual podrías probar a echar toda la masa, sin pepitas. Después añade las pepitas encima, deja unos minutos para que vayan hacia abajo gracias a la gravedad y hornea.

Hemos añadido este truco al ver la pasión con la que se explicó (y defendió) en la reunión con amigos, solo por eso se merecía aparecer en el post.

¿Cuál es la mejor forma?

Como siempre, la que te resulte más cómoda. Aunque por eso de mojarse un poco destacamos la de enharinar las pepitas y usar una masa densa, con mantequilla. Así tendremos un resultado esponjoso, con pepitas bien repartidas, muy rico y, por supuesto, digno de repetir.

Gracias por leernos

El hecho de que nos leas cada semana nos ayuda a continuar escribiendo trucos y novedades para el mundo de la cocina. Esperamos que te haya gustado este post sobre trucos para que no se bajen las pepitas de chocolate en el bizcocho. Si conoces más truquitos por favor, ¡comparte! =)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto Directo

Llámanos o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. Nos esforzamos por responder a todas las consultas dentro de las 24 horas de los días hábiles.








    Responsable: Cocinando Recuerdos. Finalidad: Responder a tu consulta. Legitimación: Al marcar la casilla indicas aceptar la Política de Privacidad y estar de acuerdo con el uso de tus datos. Destinatarios: Tus datos no serán cedidos ni vendidos. Serán protegidos. Derechos: Puedes acceder, rectificar, oponerte o suprimir tus datos en cualquier momento.