Que sal es mas sana

que sal es mas sana

Cuando buscamos que sal es mas sana veremos que es la sal marina o sal de roca. Como ves la respuesta es corta, pero podemos extendernos para entender el porqué de las cosas. Sal marina, sal de roca, sal del himalaya, yodada o de mesa. Existen muchas opciones a la hora de consumir sal. ¡Empezamos!

Si preguntas a los más puristas de la nutrición es posible que te digan que sal la mínima posible. Potencia el sabor de las comidas, pero no suele ser bueno abusar de ella. La salud podría resentirse y agravar según qué afecciones en nuestro cuerpo.

Por otro lado, la sal es un ingrediente básico, de uso cotidiano en casi cualquier cocina e incluso mágico a la hora de aportar vida a algunos platos. No saben igual unas patatas fritas hasta que les añades un pellizco de sal marina.

Como solemos hacer en el blog, vamos a indagar cuál es el origen de la sal y cómo empezamos a usarla en nuestras cocinas.

Origen de la sal

El origen de la sal se remonta a remotas regiones asiáticas, concretamente en China alrededor del siglo XXVIII a.C. La evaporación de masas de agua saladas dejaba cristales de sal que eran aprovechados por los lugareños.

Con el tiempo se empleaban diferentes métodos para obtenerla como la evaporación de agua salada o extracción directa de las minas de roca.

Llegó a convertirse en un producto básico y considerado de primera necesidad a nivel mundial. De tal manera que desde tiempos ancestrales diferentes imperios le han ido dando una importancia que, en ocasiones, pasaba desapercibida para el común de los mortales.

En la época romana se crearon famosas rutas de la sal (Vía Salaria) para mover el gran mercado que suponía este ingrediente para su imperio. De hecho, la palabra “salario” proviene del romano “salarium” que era la cantidad de sal que recibía un trabajador romano, habitualmente legionarios, después de terminar su jornada laboral. Recibían sal para que pudiesen mantener en buen estado sus alimentos.

Además de las rutas de la sal romanas existían en Alemania, Francia, India e incluso América tras la colonización. De hecho, durante la guerra de la independencia de Estados Unidos la sal jugó un papel importante. Ayudaba a mantener en buenas condiciones alimentos de las tropas y quien controlase la producción de sal del continente tendría gran ventaja sobre sus enemigos.

¿Cómo actúa la sal en el cuerpo? Detractores de la sal

La sal está compuesta por cloruro de sodio. El sodio este compuesto es necesario para el organismo porque ayuda a regular la hidratación y la cantidad de agua presente en nuestro cuerpo. De forma general el cuerpo necesita 2 gramos de sodio, equivalente a 5 gramos de sal diaria. Aunque habitualmente duplicamos esta cantidad cada día.

Ya desde el siglo XX han habido datos que recomiendan reducir la cantidad de consumo de sal, ya en 1994 la organización COMA (Committee on Medical Aspects of Food and Nutrition Policy, Comité para la Vigilancia de Aspectos Nutricionales de los Alimentos) recomendaba una dosis diaria por persona de 6 gramos de sal.

Analizaron no solamente los beneficios de la sal sino también los males que pueden producir a nuestro cuerpo.

Como tal no podríamos hablar de detractores de la sal, más bien de precauciones para no abusar de la sal.

Problemas de salud ocasionados por exceso de consumo de sal

Por desgracia seguro conoces algún caso, de familiares o amigos que tienen hipertensión arterial, una de las dolencias más habituales ocasionadas por el consumo excesivo de sal, entre otros causantes.

En honor a la verdad estudios científicos han determinado que no siempre la sal ocasiona aumento de la presión arterial, es decir, no siempre es cierto que la sal provoque esos aumentos, al menos no en todo el mundo por igual. En 1940 el científico Walter Kemper demostró que una dieta con arroz casi sin sal bajaba la presión arterial en pacientes que ya padecían este problema. Sin embargo apenas suponía cambios en personas con valores arteriales normales.

Por lo tanto, el consumo de sal, el sodio que proporciona, varía en cada persona y cada organismo. Quienes suelen verse afectados por la sal son personas con enfermedades de presión alta, diabetes o dolencias crónicas del riñón.

Otras problemáticas que pueden aparecer ocasionadas por el consumo excesivo de sal son;

  • Insuficiencia renal, porque los riñones necesitarán trabajar en exceso
  • Huesos débiles por eliminación de calcio
  • Problemas estomacales
  • Complicaciones en pacientes con asma
  • Retención de líquidos

Problemas ocasionados por una carencia de consumo de sal

Efectivamente como lo lees. Abusar de la sal no es bueno, pero quedarse corto tampoco es ninguna maravilla. Salvo que tu médico te haya dado indicaciones claras sobre el consumo de sal en tu dieta es bueno consumir dosis moderadas.

Hay casos en los que se menciona que le consumo de menos de 3 gramos de sal al día puede suponer niveles bajos en sodio y estos pueden producir:

  • Aumento del colesterol y triglicéridos en el torrente sanguíneo
  • Desequilibrio hormonal
  • Una dolencia llamada acidosis respiratoria por aumento de dióxido de carbono en sangre.

Tanto si se abusa como si hay déficit de sal en el cuerpo lo que podemos sacar en claro hasta ahora, hablando de cantidades, es mejor seguir un consumo equilibrado. Siempre siguiendo nuestro sentido común y, por supuesto, las recomendaciones que nos indique nuestro médico o nutricionista si las tenemos.

A estas alturas podrías estar pensando “De acuerdo, todo estupendo, pero quiero saber que sal es mas sana, que para eso he entrado a leer este artículo.”

que sal es mas sana

La sal marina o de roca: cuando decimos que sal es mas sana

La respuesta corta: Porque es más natural.

Si quiere conocer la versión larga empezamos ahora mismo.

La sal de roca o sal marina aportan a nuestro organismo más de 80 minerales esenciales además de aportar beneficios al cerebro previniendo de enfermedades neurodegenerativas.

Al tratarse de un elemento presente de forma natural, sin modificación química por parte de laboratorios o industrias químicas, es más saludable para nuestro cuerpo.

Además de aportar minerales y ser buena para el cerebro mira cuantos beneficios aporta:

  • Ayuda con la digestión
  • Reducen los calambres musculares
  • Puede tener efecto antiinflamatorio
  • Ayuda a la expulsión de toxinas
  • Ayuda a regular el azúcar en sangre
  • Aporta beneficios para el sistema inmunológico

¿Cómo te quedas? Al final parece que la sal no es tan mala como la pintan muchas veces.

Eso sí, volvemos a lo mismo de siempre. No abusemos del consumo de sal. Como todo en la vida lo poco agrada y lo mucho cansa. Incluso nuestro cuerpo lo vive así. No debemos abusar de los alimentos, pero si consumirlos de forma equilibrada, siempre que sea posible compaginando con algo de deporte diario.

Para reforzar el último recordatorio, sin ánimo de caer en lo cansino, veamos quienes avalan esta idea de no abusar, pero tampoco quedarnos cortos.

La OMS recomienda un consumo máximo de 5 gramos al día, parecido a la recomendación de 6gr que hacían desde COMA en 1994.

La AESAN señala que se consume de media en España 9,8 gramos de sal diaria por persona.

¿Quieres unos últimos consejos rápidos para reducir el consumo de sal?

Fácil y sencillo, incluso lógico. Cuando lo leas estarás de acuerdo en poner en práctica muchas de las siguientes opciones:

  • No pongas un salero en la mesa cuando comáis. Evitarás el uso excesivo de sal.
  • Intenta agregar muy poca o nada de sal al cocinar. Aunque parezca mentira los alimentos normalmente ya tienen cierta proporción de sal de forma natural, incluso de sodio.
  • No consumas o evita todo lo posible los procesados, empanadas industriales, bollería industrial, e incluso chocolatinas o productos fabricados con demasiados extras o añadidos.
  • Añade etiquetas en recipientes de cocina que contengan sal para ayudarte a ser consciente de su uso moderado.
  • Redescubre sabores nuevos sin usar la sal, cocinar como reto sin nada de sal y jugar a conseguir el sabor más intenso de forma natural. ¿Te atreves?
  • Comparte con tu familia preocupaciones o comentad en las comidas qué opina cada uno sobre la sal. Lo primero es ser todos conscientes e intercambiar ideas nos hace crecer siempre positivamente.

Otros tipos de sal

Habrás leído hasta aquí que hablamos mucho de la sal marina o sal de roca. Porque es la más sana, sin duda. Pero no por ello debemos menospreciar al resto de tipos de sal, que para según qué platos o tipos de cocina pueden ser también un ingrediente ideal.

Lo importante, perdónanos que insistamos, es que consumas sal con sentido común, sin abusar.

  • Sal marina (o de roca): Extraída mediante la evaporación de agua salada (del mar). No está muy refinada por lo que tiene altos niveles de sodio y otros minerales como yodo, zinc,hierro,potasio,etc.
  • Sal refinada o sal yodada: Es la sal más común, la que seguramente tengas en tu cocina. Está muy refinada y apenas contiene minerales. Suele estar enriquecida con yodo, por eso se la conoce a veces como sal yodada.
  • Sal gorda: Siguiendo otros métodos de secado los cristales son más gruesos dando lugar a este tipo de sal, con diferentes variantes puede estar más o menos refinada.
  • Sal himalaya: Una sal de roca famosa por ser obtenida originalmente del himalaya y por su peculiar color rosado. Se ha hecho famosa por su uso en restaurantes asiáticos y se la considera un tipo de sal pura. Se extrae de las montañas de Pakistán.
  • Sal gris (céltica): Un tipo de sal muy artesanal, se elabora secándola directamente al sol, contiene bastantes minerales y suele ser baja en sodio.
  • Sal Maldon: Sal marina escamada, la habrás visto (y probado) si has ido a algún restaurante que ofrezca carne a la piedra. Ideal para ensaladas y carnes se usa directamente en el plato ya cocinado.
  • Sal Negra: Una versión diferente de la sal rosa o sal del himalaya, obtenida en la Indica y mezclada con azufre y magnesio.

Aunque se diga que la sal más sana es la de roca o sal marina no significa que no puedas disfrutar de cualquier otra variante que existe en el mercado. Con sentido común y dieta sana podemos disfrutar de muchísimas opciones en la cocina.

Esperamos que te haya gustado nuestro aporte para confirmar que sal es mas sana. Si te ha gustado, si tienes algo que compartir o si tienes recetas sin sal que crees podrían venir genial a otras familias nos encantará leerte en los comentarios más abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto Directo

Llámanos o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. Nos esforzamos por responder a todas las consultas dentro de las 24 horas de los días hábiles.








    Responsable: Cocinando Recuerdos. Finalidad: Responder a tu consulta. Legitimación: Al marcar la casilla indicas aceptar la Política de Privacidad y estar de acuerdo con el uso de tus datos. Destinatarios: Tus datos no serán cedidos ni vendidos. Serán protegidos. Derechos: Puedes acceder, rectificar, oponerte o suprimir tus datos en cualquier momento.