Como hornear galletas sin que se peguen

como hornear galletas sin que se peguen

Ay como nos gusta esa ilusión que nace cuando decimos en casa aquello de “voy a hacer galletas”. La ilusión de los más peques, y los no tan pequeños, mirando de reojo y evocando el olor de las galletas humeantes dentro del horno. Pues bien, para evitar disgustos vamos a compartir trucos sobre cómo hornear galletas sin que se peguen.

Somos conscientes de que la perfección como tal es difícil de alcanzar, incluso a veces es inexistente. Sin embargo, buscamos constantemente cómo hacer unas galletas perfectas. Compramos los ingredientes, elaboramos nuestra masa, encendemos el horno y nos ponemos manos a la masa.

¡Sorpresa! Algo no ha ido como esperábamos. Buscas ayuda preguntasndo a familiares y a esa amistad que trabaja en repostería. Seguro que más de una vez has pedido una receta al detalle, paso a paso, para conseguir hornear galletas sin que se peguen.

Creo que somos muchas personas las que hemos sufrido ese desasosiego (más bien frustración) al ver que las galletas nos han quedado deformadas, abombadas, blandas, demasiado doradas, duras, carentes de sabor o emoción…

Vamos a intentar compartir contigo nuestros trucos para que tu siguiente tanda de galletitas quede genial.

Eligiendo receta para hornear galletas

Ya hemos mencionado en otras publicaciones del blog, como ocurre en el post de trucos para que el bizcocho suba mucho, es importante seguir bien los pasos de una receta. Tener mucho cuidado con las cantidades, no inventar mezclas de ingredientes salvo que tengamos muy claro lo que estamos haciendo.

Normalmente podrás encontrar miles de recetas en Internet, galletas de todo tipo, de todos los sabores, texturas e incluso colores. Elige la que más te guste, pero asegúrate de que puedes conseguir todos los ingredientes, cumplir todos los pasos. Por supuesto también recomendamos verificar que la gente que la ha seguido haya dado feedback sobre el resultado. Si una receta tiene malas valoraciones seguramente sea porque no ofrece el mejor sabor o las mejores galletas.

Busca la receta favorita de galletas para hornear, hazlo con calma y elige la que más te guste acorde con lo mencionado anteriormente.

¿Tienes una receta casera explicando como hornear galletas sin que se peguen? Compártela en los comentarios y estaremos encantados de publicarla atribuyéndola por supuesto a ti, a tu nombre.

papel de horno en como hornear galletas sin que se peguen

Como hornear galletas sin que se peguen

Entramos en el terreno que nos interesa para este post. Vamos a ver diferentes opciones y alternativas que seguramente te ayuden a lograr que las galletas no se queden pegadas al recipiente que hayas usado.

Utiliza papel de hornear

Un elemento indispensable en cualquier cocina donde vayan a hornearse galletas. La magia del papel de hornear te va a sorprender si nunca lo has utilizado. Super cómodo de usar y muy difícil que se pegue cualquier cosa que pongas encima.

La magia de este producto es que evita el uso excesivo de harina adicional, evitará que se pegue al rodillo o palo de amasar que uses. Cuando amases tus galletas, es decir, les des formas, las alises, descubrirás en el papel de hornear un gran aliado.

Coloca papel de hornear encima y debajo de la masa que vas a manipular, dale forma y mira que cómodo es, no se pega y no necesita harina, que resecaría más la masa y no queremos eso. Por cierto, previamente esta masa debería haber estado por una hora en el frigo, más abajo te explicamos más.

Pinta con aceite o mantequilla el molde o recipiente

Si tienes la opción de usar un poco de mantequilla mejor, le dará saborcillo y evitará que las galletas se peguen a la base donde las coloques.

En caso de que no puedas usar mantequilla, por el motivo que sea, puedes optar por un poco de aceite de oliva. Embadurna bien el molde o recipiente y luego coloca las galletas sobre la capa aceitosa que has repartido generosamente.

Mantén ingredientes a temperatura ambiente

Puede que parezca que nos repetimos, esto lo hemos mencionado en otras publicaciones, pero es que es super importante en el mundo de la repostería. Cuidar los ingredientes de una receta es cuidar el resultado final.

Si añades ingredientes a diferentes temperaturas podrían no ligar correctamente y terminar dando resultados inesperados. Puede deformar tus galletas, convertirlas en piedra, romperlas, etc.

Antes de hacer la masa de tus galletas ten este punto en cuenta. Media hora fuera de la nevera, todos los ingredientes a mano y verás cómo mejora todo.

Reposa la masa en la nevera, el frío es tu aliado

Cuando hayas preparado la masa de tus galletas perfectas métela en la nevera, deja que se enfríe al menos 60 minutos. Esto ayudará a moldear después la forma de tus galletas con mayor facilidad y además evitará que se abomben, deformen e incluso que se peguen.

Incluso si vas a congelar porque vas a hornearlas más adelante hazlo sin miedo. Puedes mantenerlas en el congelador por unos tres meses aproximadamente.

Puedes congelar la masa completa o enfriar, dar forma a las galletas y de nuevo meterlas en el frigo para que se vuelvan a endurecer un poquito y sea más fácil para ti añadir chocolate, siropes o decorarla como gustes.

No hagas galletas demasiado gordas

Si intentas hornear galletas con un grosor inmenso es difícil que queden bien. Estarán crudas por dentro, podría requemarse los exteriores y se podría pegarse a la base donde las hayas colocado.

Nosotros recomendamos hacer galletas con un grosor máximo de 1cm. Eso sí, ten en cuenta que cuanto más finas las hagas mas crujientes serán y menos se deforman. Aquí ya puedes jugar con tus gustos y valorar si las quieres más blanditas (mas gruesas) o más crujientes (finitas).

Para darles el grosor que quieres utiliza un rodillo de madera, con el truco del papel de hornear y extiende la masa hasta alcanzar el grosor que desees.

Siempre puedes probar diferentes grosores, si en tu casa a algunos les gustan crujientes y a otros más blanditas puedes hacer una mitad finita y la otra bien gordita.

Ten presente que si haces galletas de diferentes grosores tendrás que ajustar los tiempos de horneado para cada tipo de grosor.

Las finitas necesitarán menos tiempo mientras que las gorditas tendrán que quedarse en el horno algo más tiempo para que no se queden crudas por dentro.

Más adelante comentamos detalles de temperaturas en el horno.

Cómo evitar que la masa se pegue al cortador de galletas

Cuando vayas a utilizar tus cortadores de galletas y quieras evitar que se peguen a la masa simplemente recubre sus bordes con harina, mantequilla a temperatura ambiente o aceite, prueba a ver cuál te funciona mejor.

Una vez los uses recuerda limpiarlos muy muy bien para que mantengan todas sus propiedades y puedas usarlos muchas más veces.

Temperatura en el horno, ¿cuál es mejor?

La que indique la receta de galletas que hayas elegido sin duda. Pero ten cuidado con el grosor que le hayas dado a las galletas. Comentábamos antes que si son finas necesitan menos tiempo. SI además aumentas la temperatura de horneado quedarán más crujientes.

No obstante, si tienes galletas gruesas, gorditas, igual interesa tener una temperatura más baja y alargar el tiempo de horneado.

Nuestra recomendación es que evites el ventilador del horno y no abras la puerta hasta que haya pasado el tiempo recomendado de la receta.

Si has usado papel de horno o bien has pintado la base con aceite o mantequilla seguro que tus galletas no se pegan.

Evitar que se peguen si son galletas sin mantequilla

En este caso los consejos son los mismos que para las galletas con mantequilla u otros tipos de masa. Lo importante es mantener siempre la base del recipiente que usemos bien engrasada con mantequilla o aceite, además de poder usar papel de horno como mencionamos más arriba.

Si quieres probar una receta muy muy fácil y que no se te va a pegar toma nota.

  • Coge un par de plátanos bien grandes, maduros. Aplástalos con un tenedor hasta que tengas una masa bien pegajosa.
  • Añade copos de avena a tu gusto y mezcla todo hasta tener una masa bien homogénea.
  • Mételo en la nevera, que repose una hora.
  • Después dale forma a cada galleta, pueden ser en rulos alargados, galletas aplastadas, como más te gusten.
  • Colócalas en una bandeja de horno sobre papel de hornear.
  • Hornea durante 15 minutos a 190 grados.

¡Listo!  Deberían salir secas y fáciles de manipular. Son las favoritas de bebés que empiezan a masticar, mucho sabor y blanditas.

Gracias por leer nuestra publicación sobre cómo hornear galletas sin que se peguen

Si lo deseas puedes compartir este post con quien quieras, nos ayudaría mucho y son solo unos pocos clics. Muchas gracias por dedicarnos un ratito de tu tiempo. Seguiremos preparando nuevos contenidos para cada semana.

¿Te ha gustado nuestro post sobre cómo hornear galletas sin que se peguen? Esperamos que algunos de los trucos y consejos que hemos compartido os puedan ayudar. Si conoces algún truco adicional, una receta de galletas exquisita o simplemente quieres dar tu opinión estaremos encantados de leerte en los comentarios más abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto Directo

Llámanos o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. Nos esforzamos por responder a todas las consultas dentro de las 24 horas de los días hábiles.








    Responsable: Cocinando Recuerdos. Finalidad: Responder a tu consulta. Legitimación: Al marcar la casilla indicas aceptar la Política de Privacidad y estar de acuerdo con el uso de tus datos. Destinatarios: Tus datos no serán cedidos ni vendidos. Serán protegidos. Derechos: Puedes acceder, rectificar, oponerte o suprimir tus datos en cualquier momento.