Cómo hacer para que el tiramisú quede firme

cómo hacer para que el tiramisu quede firme

Si te gusta el mundo de la cocina, y en especial la elaboración de postres y dulces te habrás preguntado muchas veces cómo hacer para que el tiramisú quede firme. Que no se deshaga al sujetarlo y mantenga esa peculiar textura y sabor.

Hemos intentado recopilar y compartir en este artículo trucos y consejos propios y externos, consultando a varias personas amantes de la repostería. Igualmente podríamos ampliar la información en el futuro si en los comentarios aparece algún consejo que no conociésemos, ¡todo es posible en nuestro blog gastronómico!

Origen del tiramisú

Siempre que intentemos entender la elaboración de un plato o postre es recomendable conocer de dónde viene, cuál es su historia, su origen. Esto nos ayudará a comprender mejor qué podemos aportar para que nos quede un postre ya no solo fiel a su receta original, sino digno de las mejores pastelerías del mundo.

Como mucha gente sabe, el tiramisú proviene de Italia, se rumorea que su origen se ubica en los burdeles de la antigua región de Véneto (con su capital Venecia). Así lo relata Arturo Filippini, presidente de la cadena de restaurantes Toulá.

Había sido efectivamente después de la guerra cuando nos íbamos con amigos a los burdeles de Treviso…, en esos tiempos tenían también cocinero… La maîtresse, a los clientes aficionados (pero también a las mujeres) les ofrecía un dulce diciendo con cortesía estas palabras emblemáticas: Anda, toma cariño, que te doy una cosa que “te tira su”

Arturo Filippini, restaurantes Toulá

Se han creado muchas leyendas sobre los orígenes del Tiramisú. Uno de ellos conecta el término Tiramisú con la llamada “zuppa del Duca” (nombre anterior del actual tiramisú) hecha en honor a Cosimo III de Medici (1642 – 1723), que se elaboraba sin queso Mascarpone.

Lo curioso de su creación se relaciona con la necesidad del Gran Duque de Toscana por tener una noche nupcial propicia, si nos entendemos. Por ello los cocineros, sin determinar un nombre concreto como creador original, decidieron llenar la cena de vigorizantes dulces.

Así, se sirvieron bizcochos, crema y café al Gran Duque con toda la parafernalia requerida y el proxenetismo necesario. El Duque estaba fascinado. “La zuppa del duca”, el antiguo nombre del postre, conquistó el paladar y el corazón del Gran Duque de Toscana (tal vez también el de su querida Margherita).

Gustó tanto que decidió llevarse la receta para no quedarse sin energías nunca. De allí, el postre llegó a Treviso y luego a Venecia, el dulce se extendió entre los cortesanos que solían consumir grandes porciones antes de cada encuentro amoroso.

Desde la Toscana, la fama del zuppa se extendió por toda Italia y, al llegar a Venecia, se le dio el nombre de “tirame su” (recógeme). Sin embargo, en papel no hay fuentes que lo prueben.

Otras versiones apuntan a que su creador fue Roberto Linguanotto o tal vez su compañero Carminantonio Iannaccone en la década de los 60. Ambos, curiosamente, de Treviso, Italia.

hacer que el tiramisú quede firme

Cómo hacer para que el tiramisú quede firme ¡Manos a la masa!

Una vez leída la breve historia sobre su origen podemos profundizar en cómo lograr nuestro objetivo, que no es otro que aportar firmeza al tiramisú.

Intentaremos darte las pautas, para que una vez estés preparando el postre puedas tenerlas en cuenta, recordarlas y conseguir el mejor resultado.

Paso 1: Organiza cómo lo vas a elaborar

Al ser un postre rápido debes intentar tener listos todos los ingredientes y utensilios de cocina a mano. Si paras para mirar algo en el móvil, buscar un utensilio o ir a comprar un ingrediente olvidado seguramente ya no te quede firme el tiramisú.

De hecho, el tiramisú se debe montar rápido, en unos 15 o 20 minutos tenerlo listo. Si reservas partes de la elaboración no te quedará igual. Se vuelve gelatinoso o líquido, rompiendo el objetivo de hacer que el tiramisú quede firme.

Paso 2: Los ingredientes frescos

Tan simple e importante. Si vas a cocinar hoy tu tiramisú prepara tu carrito o bolsa de la compra favorita, baja al super y compra lo siguiente. Así te aseguras de que los ingredientes son frescos, que no lleven tiempo olvidados en la nevera.

  • Galletas o bizcocho de soletilla (lo que prefieras, será el ingrediente sólido, seco)
  • Huevos frescos, si son ecológicos mejor, más fácil de gestionar todo, punto de nieve, etc.
  • Queso mascarpone, aunque originalmente no se usaba, en teoría. Cualquier queso fresco sin sabor podría valer como alternativa. Que al batirlo se pueda convertir en crema.
  • Café (que debes tenerlo recién hecho). Luego puedes añadir unas gotitas de ron.
  • Cacao en polvo. Para espolvorearlo sobre el tiramisú. Refuerza el sabor del café y del postre en general.

Procura que los ingredientes, además de frescos, sean de buena calidad. Esto ayudará a facilitarte el trabajo y también a obtener el mejor sabor y resultado.

Paso 3: Las capas deben ser homogéneas

Imagina si dejas la capa de bizcocho o galleta dura como una piedra. El contraste al paladar no será lo que se espera. Debe ser todo un conjunto blandito y jugoso.

Para lograrlo es buena opción usar bizcochos de soletilla, puedes comprarlos o hacerlos directamente. Si optas por hacerlos tu evidentemente tardarás más en tener listo tu tiramisú pero a cambio potenciaras su sabor y sabrás todos los ingredientes que lleva tu postre.

Paso 4: Café recién hecho

Cuidado al aportar café. No debe quemarse ni estar recalentado. Recién hecho sabe mejor. Puedes preparar varias cafeteras, no recomendamos el uso de cápsulas, el sabor no será el mismo, aunque aquí entramos en el terreno de los gustos de cada persona.

Paso 5: Separa bien las yemas de las claras

Aunque usaremos huevos frescos no debemos echarlos enteros. La recomendación para que el tiramisú quede firme es calentar las yemas junto al azúcar, al baño maría a 40 grados mientras se baten durante 10 minutos. Con ganas, hasta que quede blanquecino y esponjoso, con el azúcar bien mezclado, que no queden pegotes.

Si le añades un chorrito de limón a las claras te será más fácil montarlas y dejarlas listas para siguientes pasos.

Nuestra recomendación es que a ser posible lo hagas a mano, siempre quedará mejor la textura. Con batidoras eléctricas puede quedar genial pero no suele ser lo mismo.

Por cierto, si añades sal a las claras te será más difícil de montar, las licúa. Por ello es mejor usar limón como indicábamos arriba.

Una buena proporción serían 50 gramos de azúcar, con 4 huevos y 5 gramos de zumo de limón.

Paso 6: Cuida las temperaturas

Como suele ocurrir al cocinar en repostería. Los ingredientes procura tenerlos a temperatura ambiente antes de usarlos, una media hora aproximadamente.

Si usas queso mascarpone nada más sacarlo de la nevera vas a tardar en deshacerlo y te va a complicar la receta.

Para que todo mezcle como debe uniremos el mascarpone a temperatura ambiente con las yemas y justo después con el merengue recién hecho, no vale reservado del día anterior. Tiene que ser todo en el momento y a ser posible a temperatura ambiente.

Paso 7: Montar con cuidado el tiramisú

Si has batido bien, con ganas, y encima has añadido poco a poco el mascarpone con las yemas y merengue tendrás una crema esponjosa y lista para montar las capas.

Aquí mucho cuidado, primero debemos mojar el bizcocho o galleta en el café. Teniendo en cuenta que la temperatura del café sea también ambiente, que no supere los 20 o 30 grados porque rompería el bizcocho al mojarlo.

Con sumergir y sacar sin esperar demasiado será suficiente.

Recuerda preparar los bizcochos para hacer pocos pisos o capas. Si haces demasiadas capas se puede desmoronar e incluso ser imposible de comer si no cabe bien en la boca al ser muy alto.

Coloca la primera capa de bizcochos mojados en café, encima pon el tiramisú que has preparado y luego una segunda capa de bizcochos, si quieres algo más humedecidos que los primeros. Después una segunda capa generosa de crema y listo. ¡A la nevera!

Paso 8: Ahora sí, déjalo reposar en el frigorífico

Cuando tengas montado el tiramisú, con sus capas de bizcocho y crema déjalo reposar en la nevera entre 4 o 5 horas. Esto ayudará a que coja textura, se volverá más esponjoso y los ingredientes se asentarán mejor entre sí.

Es muy importante no echar polvos de cacao antes de que se haya enfriado todo bien. Los echaremos transcurridas las 4 o 5 horas de enfriamiento.

Detalle importante: Comerlo antes de que pasen uno o dos días

Recuerda que estamos elaborando un postre con huevo crudo, por salud y sabor es recomendable que devoréis el tiramisú en el mismo día o como mucho al día siguiente. De lo contrario podrías exponerte a problemas sanitarios al llevar huevo crudo sin haber sido cocinado.

Si sobra guárdalo en la nevera, pero recuerda comerlo antes de que pase un día más en el frigorífico.

Como resumen final y tener los pasos de cómo hacer para que el tiramisú quede firme.

  1. Debemos elaborarlo rápido, sin pararnos y sin dejar reposar cremas o yemas batidas.
  2. Ingredientes frescos y de calidad.
  3. Elegir bien bizcocho o galleta que no sea demasiado duro.
  4. El café para los bizcochos debe ser hecho en el momento y dejarlo enfriar un poco.
  5. Separa yemas, calienta con azúcar al baño maría y bate bien.
  6. Prepara las claras con un chorro de limón batiendo con ganas. Sin sal.
  7. Mezcla poco a poco el queso mascarpone con las yemas, luego añade el merengue, mezcla bien.
  8. Moja bizcochos en café y coloca las capas en tu recipiente favorito.
  9. Mete en la nevera por 4 o 5 horas.
  10. Sácalo, añade cacao en polvo y a disfrutar.

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo sobre cómo hacer para que el tiramisú quede firme. Si conoces algún truco o consejo extra que no hayamos mencionados estaremos encantados de incluirlo. ¿Has probado o conocías algunos de estos consejos? ¡Te esperamos en los comentarios!

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto Directo

Llámanos o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. Nos esforzamos por responder a todas las consultas dentro de las 24 horas de los días hábiles.








    Responsable: Cocinando Recuerdos. Finalidad: Responder a tu consulta. Legitimación: Al marcar la casilla indicas aceptar la Política de Privacidad y estar de acuerdo con el uso de tus datos. Destinatarios: Tus datos no serán cedidos ni vendidos. Serán protegidos. Derechos: Puedes acceder, rectificar, oponerte o suprimir tus datos en cualquier momento.